Ir al contenido principal

Manifiesto. Augusto Sandino. Noviembre de 1931 Documento Histórico.

15 de Noviembre de 1931
A los capitalistas notificados por nuestro Ejército en Jinotega, Matagalpa, Estelí y Ocotal.
Tengo noticias de que en Jinotega se trata de la organización de la necesaria Cámara de Comercio, con la intención de merecer, seún los capitalistas, mayor apoyo del gobierno intervenido y de los invasores a Nicaragua.
                Yo pienso que los pobres capitalistas nacionales y extranjeros en Nicaragua, podrían salvar todavía sus intereses siempre que reconsideren la necesidad que tienen de hacer una franca protesta ante el Congreso de los Estados Unidos de N.A. por los abusos interventores de aquel país en nuestra sufrida República nicaragüense.
Es a los nicaragüenses a quienes corresponde dar garantías en nuestro país, y ningún poder extraño podrá darlas efectivas, como lo hemos probado ante el mundo desde que Coolidge, descabelladamente, bajó sus tropas mercenarias para garantizar vidas e intereses extranjeros cuando nuestra Guerra Constitucionalista en el año de mil novecientos veintiséis.
                Mientras exista intervención extranjera en Nicaragua, no existirán garantías de vidas ni intereses.
                Ya es bastante el tiempo que hemos estado combatiendo contra las hordas invasoras y de traidores a la Patria, para que se convenzan de mi dicho.
                También pienso que el tiempo que gastan en lazarnos insultos algunos malos nicaragüense, podrían emplearlo en hablar responsablemente con los (ilegible)para que traten de los medios que todavía tengan de poder parar (ilegible el resto del párrafo)
                No importa que se nos califique de bandidos; sin embargo, muchos de nuestros enemigos, quienes tengan la oportunidad de leer el presente escrito, querrían sentir la satisfacción del deber cumplido que sentimos los miembros de nuestro Ejército, quienes, a pesar de los despechados, hemos salvado el honor de nuestra Familia Nicaragüense, antes los hombres libres de la tierra. No importa que a veces demos órdenes drásticas en provecho de nuestra salud nacional. La libertad no se conquista con flores, sino que a balazos, y es por esto que hemos tenido que recurrir a los cortes de chaleco, cumbo y bloomer.
                Téngase presente  que en los momentos en que hacemos el presente escrito, es cuando nuestr Ejército tiene las mayores seguridades de controlar militarmente toda nuestra República y que mis palabras no deben tergiversarse haciéndolas degenerar en incapacidad nuestra, no. Hago estas aclaraciones, porque tenemos entendido que el arma que más habilidosamente nos ha blandido el enemigo, es la calumnia,
                Las dichosas personas quienes han sido notificadas por este Comando General a depositar contribuciones, deberán cumplir, pues en otro caso se harán responsables de las consecuencias.

Cuartel General del Ejército Defensor de la Soberanía Nacional de Nicaragua. Noviembre 15 de 1931
Patria y Libertad
Augusto César Sandino

Otros contenidos de Perspectivis

Año 1900. Av de Mayo y Belgrano. Perspectiva actual esquina musimundo. Ramos Mejía

Buscá otros puntosPerspectivis cercanos
Avenida de mayo 54. Casa de AuxiliosColegio Don BoscoEstación Ramos MejíaNuestra señora del Carmen
Nota: En la perspectiva de la casa de auxilios, de 1928, se alcanza a percibir la fachada que vemos aquí, todavía en pié.

O Visitá nuestro Mapa Perspectivis

Cuatro testimonios de la Revolución de Mayo. 1810

Legítimamente ocupado “Yo vivía tranquilo en mi casa con mi dilatada familia disfrutando una mediana fortuna, y ejerciendo el oficio de notario mayor de este obispado desde el año 1789. Me hallaba trabajando en asuntos de mi profesión cuando en el mes de Mayo de 1810 recibí esquela de convite a un cabildo abierto que con anuencia del virrey se había acordado para la mañana del día 22. No concurrí por hallarme legítimamente ocupado.” (Autobiografía de Gervasio Posadas, vecino de Buenos Aires en 1810)

Desorden y violencia “Todo ha sido un desorden entre ellos y todo lo han hecho por la fuerza y con amenazas públicas ante el mismo cabildo. El día 26 todo está en silencio; ellos mismos son los que andan arriba y abajo en las calles con los sables arrastrando, metiendo ruido y nadie se mete con ellos (…) Le han querido echar la culpa al pueblo y el pueblo no se ha metido en nada, antes más bien los honrados vecinos procuraban no meterse en nada y daban sus votos a favor del señor virrey, pero…

Asamblea Permenente de Entidades Gremiales Empresariales -APEGE- pide cambios drásticos a días del glope de Estado de 1976. El Cronista, 10 de Marzo de 1976

El plenario de la Asamblea Permanente de Entidades Gremiales Empresarias (APEGE) decidió facultar al secretariado directivo de la entidad para “fijar la oportunidad e intensidad de un nuevo paro empresario” así como también “adoptar toda otra medida que se considere necesaria” La reunión se llevó a cabo ayer por la mañana en la sede de la Cámara Argentina de la Construcción y contó con la presencia de un centenar de dirigentes empresarios que deliberaron bajo la presidencia del doctor Armando Braun.  Se decidió, además, ratificar la posición de lucha del empresariado contra la situación imperante que afecta por igual a obreros, empresarios, profesionales, Fuerzas Armadas y al país todo. La declaración aprobada por el plenario cuestiona severamente al programa de emergencia económica: “El nuevo programa económico enunciado por el ministro de Economía –dice- ha colmado la medida”  Sostiene la declaración que luego de transcurridos 24 días del paro empresario “se insiste en el rumbo eq…

Comunicado de la Juventud Peronista, al apropiarse del sable Corvo de San Martín. 12 de Agosto de 1963.

En Agosto de 1963 la Juventud Peronista irrumpió en el Museo Histórico Nacional para apropiarse del sable corvo que el General San Martín entregó a Juan Manuel de Rosas. Aquí el comunicado con el que la organización explicaba los motivos de su accionar.

La Historia en Realidad Virtual. Perspectivis

Fuentes y Documentos de Historia Argentina. Desde la Revolución de Mayo de 1810 hasta el tratado del Pilar de 1820