Ir al contenido principal

Declariación oficial al fundarse la CGT, Octubre 1930

Declaración Oficial. (Emitida al fundarse la CGT)
La Confederación General del Trabajo de la República Argentina, que reúne a más de 200000 trabajadores entre los cuales hállanse comprendidos los obreros del transporte ferroviario, marítimos, transporte urbano, estibadores y cargadores de puerto y estaciones, obreros de la industria y del campo, empleados, etc. considera de su deber ratificar su carácter de organización autónoma de las clase obrera, independiente de todo partido político o agrupación ideológica, y por lo tanto prescindente en las acciones que éstos levan a cabo.
Conforme lo determinan las bases de unidad, la CGT procederá de inmediato a invitar a los sindicatos no comprendidos en este acuerdo para que se sumen a sus filas. Siendo esta la mayor concentración obrera que registran los anales del movimiento sindical argentino, y ofreciendo su realización las garantías de seriedad que ha menester, los representantes de las organizaciones obreras unificadas y exhortan calurosamente a sus hermanos de clase a integrarse en el seno de la CGT, por cuyo intermedio cumpliérase el fervoroso anhelo unionista que anima a todos los asalariados, ansiosos de libertad y bienestar.
Con objeto de dar forma orgánica a la nueva institución y realizar los trabajos administrativos que proveen las bases de unidad, la CGT designa de su seno a los diez miembros que han de integrar la Junta Ejecutiva, postergando para cuando se hayan adherido los sindicatos autónomos e integrado a la proporción que le corresponde a la CGT la fijación de las reglas por las cuales ha e regir aquella sus actos.
La CGT llama la atención a la clase obrera sobre la honda significación de ese acto, cumplido después de una conciente sanción de los trabajadores y afirma que ese convencimiento de todos sus miembros que no habrá sindicato de productores asalariados que hay de permanecer al margen de esta fuerza libremente constituida y llamada a ejercer poderosa influencia.
No dudamos que la aspiración largamente sostenida por los trabajadores organizados al convertirse en una auspiciosa realidad estimulará a los sindicatos autónomos y no quedará ninguno sin ingresar en la nueva central obrera, uniéndose al resto de los ya confederados, ocupando el lugar correspondiente para la defensa de sus propios intereses morales y materiales, convencidos de que este nuevo organismo representa para la clase trabajadora, para el gobierno y el pueblo en general, la más absoluta seguridad de que nuestro movimiento obrero, inspirado en la defensa de sus intereses económicos y de perfeccionamiento moral y cultural de sus asociados, orientará su acción, prescindiendo de toda clase de tendencias políticas, filosóficas y religiosas hacía la realización de sus elevados propósitos.
El obrero Ferroviario, año IX, Nº 190, Octubre 1º de 1930.

Otros contenidos de Perspectivis

Cuatro testimonios de la Revolución de Mayo. 1810

Legítimamente ocupado “Yo vivía tranquilo en mi casa con mi dilatada familia disfrutando una mediana fortuna, y ejerciendo el oficio de notario mayor de este obispado desde el año 1789. Me hallaba trabajando en asuntos de mi profesión cuando en el mes de Mayo de 1810 recibí esquela de convite a un cabildo abierto que con anuencia del virrey se había acordado para la mañana del día 22. No concurrí por hallarme legítimamente ocupado.” (Autobiografía de Gervasio Posadas, vecino de Buenos Aires en 1810)

Desorden y violencia “Todo ha sido un desorden entre ellos y todo lo han hecho por la fuerza y con amenazas públicas ante el mismo cabildo. El día 26 todo está en silencio; ellos mismos son los que andan arriba y abajo en las calles con los sables arrastrando, metiendo ruido y nadie se mete con ellos (…) Le han querido echar la culpa al pueblo y el pueblo no se ha metido en nada, antes más bien los honrados vecinos procuraban no meterse en nada y daban sus votos a favor del señor virrey, pero…

Fuentes y Documentos de Historia Mundial

La Historia en Realidad Virtual. Perspectivis

KARL MARX: DISCURSO PRONUNCIADO EN LA FIESTA DEL ANIVERSARIO DEL "PEOPLE'S PAPER"

KARL MARXDISCURSO PRONUNCIADO EN LA FIESTA DEL ANIVERSARIO DEL "PEOPLE'S PAPER" Publicado en el "People's Paper", Nº 207, del 19 de abril de 1856.

Las llamadas revoluciones de 1848 no fueron más que pequeños hechos episódicos, ligeras fracturas y fisuras en la dura corteza de la sociedad europea. Bastaron, sin embargo, para poner de manifiesto el abismo que se extendía por debajo. Demostraron que bajo esa superficie, tan sólida en apariencia, existían verdaderos océanos, que sólo necesitaban ponerse en movimiento para hacer saltar en pedazos continentes enteros de duros peñascos. Proclamaron, en forma ruidosa a la par que confusa, la emancipación del proletariado, ese secreto del siglo XIX y de su revolución. Bien es verdad que esa revolución social no fue una novedad inventada en 1848. El vapor, la electricidad y el telar mecánico eran unos revolucionarios mucho más peligrosos que los ciudadanos Barbés, Raspail y Blanqui. Pero, a pesar de que l…

Correspondencia

Fuentes y Documentos de Historia Argentina

Publicaciones de Prensa