Ir al contenido principal

Carta de Juán José Valle a Pedro Eugenio Aramburu, antes de ser fusilado.

Dentro de pocas horas usted tendrá la satisfacción de haberme asesinado. Debo a mi Patria la declaración fidedigna de los acontecimientos. Declaro que un grupo de marinos y de militares, movidos por ustedes mismos, son los únicos responsables de lo acaecido.
Para liquidar opositores les pareció digno inducirnos al levantamiento y sacrificarnos luego fríamente. Nos faltó astucia o perversidad para adivinar la treta.
Así se explica que nos esperaran en los cuarteles, apuntándonos con las ametralladoras, que avanzaran los tanques de ustedes aun antes de estallar el movimiento, que capitanearan tropas de represión algunos oficiales comprometidos en nuestra revolución. Con fusilarme a mí bastaba. Pero no, han querido ustedes, escarmentar al pueblo, cobrarse la impopularidad confesada por el mismo Rojas, vengarse de los sabotajes, cubrir el fracaso de las investigaciones, desvirtuadas al día siguiente en solicitadas de los diarios y desahogar una vez más su odio al pueblo. De aquí esta inconcebible y monstruosa ola de asesinatos.
Entre mi suerte y la de ustedes me quedo con la mía. Mi esposa y mi hija, a través de sus lágrimas verán en mí un idealista sacrificado por la causa del pueblo. Las mujeres de ustedes, hasta ellas, verán asomárseles por los ojos sus almas de asesinos. Y si les sonríen y los besan será para disimular el terror que les causan. Aunque vivan cien años sus víctimas les seguirán a cualquier rincón del mundo donde pretendan esconderse. Vivirán ustedes, sus mujeres y sus hijos, bajo el terror constante de ser asesinados. Porque ningún derecho, ni natural ni divino, justificará jamás tantas ejecuciones.
La palabra ‘monstruos’ brota incontenida de cada argentino a cada paso que da.
Conservo toda mi serenidad ante la muerte. Nuestro fracaso material es un gran triunfo moral. Nuestro levantamiento es una expresión más de la indignación incontenible de la inmensa mayoría del pueblo argentino esclavizado. Dirán de nuestro movimiento que era totalitario o comunista y que programábamos matanzas en masa. Mienten. Nuestra proclama radial comenzó por exigir respeto a las instituciones y templos y personas. En las guarniciones tomadas no sacrificamos un solo hombre de ustedes. Y hubiéramos procedido con todo rigor contra quien atentara contra la vida de Rojas, de Bengoa, de quien fuera. Porque no tenemos alma de verdugos. Sólo buscábamos la justicia y la libertad del 95% de los argentinos, amordazados, sin prensa, sin partido político, sin garantías constitucionales, sin derecho obrero, sin nada. No defendemos la causa de ningún hombre ni de ningún partido.
Es asombroso que ustedes, los más beneficiados por el régimen depuesto, y sus más fervorosos aduladores, hagan gala ahora de una crueldad como no hay memoria. Nosotros defendemos al pueblo, al que ustedes le están imponiendo el libertinaje de una minoría oligárquica, en pugna con la verdadera libertad de la mayoría, y un liberalismo rancio y laico en contra de las tradiciones de nuestro país. Todo el mundo sabe que la crueldad en los castigos la dicta el odio, sólo el odio de clases o el miedo. Como tienen ustedes los días contados, para librarse del propio terror, siembran terror. Pero inútilmente. Por este método sólo han logrado hacerse aborrecer aquí y en el extranjero. Pero no taparán con mentiras la dramática realidad argentina por más que tengan toda la prensa del país alineada al servicio de ustedes.
Como cristiano me presento ante Dios, que murió ajusticiado, perdonando a mis asesinos, y como argentino, derramo mi sangre por la causa del pueblo humilde, por la justicia y la libertad de todos no sólo de minorías privilegiadas. Espero que el pueblo conozca un día esta carta y la proclama revolucionaria en las que quedan nuestros ideales en forma intergiversable. Así nadie podrá ser embaucado por el cúmulo de mentiras contradictorias y ridículas con que el gobierno trata de cohonestar esta ola de matanzas y lavarse las manos sucias en sangre. Ruego a Dios que mi sangre sirva para unir a los argentinos. Viva la patria.

12 de Junio de 1956

Otros contenidos de Perspectivis

¿Sabías que existe una única fotografía de José de San Martín? ¿La conocés?

Mucha gente en Sudamérica está familiarizada con los retratos del San Martín protagonista de batallas, liberaciones e independencias. Pero no todos conocen la imagen del héroe establecido ya en París y Bolougne Sur Mer, cuando sentado a la sombra de sus años decidió alejarse de la vida política y militar. Esa figura de San Martín ya anciano, con pelo blanco y bigote, no es una pintura ni un retrato sino una fotografía, la única que existe del libertador.
Leé el testamento de San Martín haciendo click aquí


La foto primitiva fue tomada bajo el procedimiento del Daguerrotipo, el primero de los métodos creados para desarrollar la fotografía. Las fotos debían realizarse en condiciones excepcionales de iluminación y el retratado debía permanecer quieto por varios minutos. Para 1848, año en que se tomó la fotografía de San Martín, el tiempo de exposición se había reducido a 40 segundos. Entonces San Martín tenía 70 años y fue convencido por su hija, Mercedes, para realizar el procedimiento. …

¿Estás seguro que querés comer una bola de fraile? El origen del nombre de las facturas

Cuando interrogamos con sinceridad las costumbres y prácticas sociales podemos llevarnos más de una sorpresa: Algunas palabras, algunos nombres o determinados apodos encuentran otros significados cuando los vemos en una dimensión histórica. Es lo que pasa con palabras como "atorrante" o "torrar", que tienen una deuda etimológica con la empresa francesa Tourrant, contratista e importadora de grandes caños que acabarían utilizándose para el entubamiento del agua corriente a fines del siglo XIX y comienzos del XX. Estos caños servían de refugio para los trabajadores más miserables de la ciudad que los usaban -sin autorización legal- para dormir, es decir, para torrar.  Algo parecido puede ocurrir si queremos revisar e historizar el significado de los nombres de las facturas.

¿Nunca te preguntaste por qué tienen nombres tan raros las facturas? Esto, en parte, es consecuencia del anarquismo. El anarquismo es un movimiento político con distintas variantes, aunque todas…

Testamento de San Martín. 23 de Enero de 1844. París

En el nombre de Dios todo Poderoso a quien conozco como Hacedor del Universo: Digo yo José de San Martín, Generalísimo de la República del Perú, y Fundador de su libertad, Capitán General de la de Chile, y Brigadier General de la confederación Argentina, q e. visto el mal estado de mi salud, declaro por el presente Testamento lo siguiente: Primero. Dejo pr. Mi absoluta Heredera de mis bienes, havidos y por haver a mi única Hija Mercedes de San Martín actualmente casada con Mariano Balcarce.

2º - Es mi expresa boluntad el que mi Hija suministre a mi Hermana María Elena, una Pensión de Mil - frans. anuales, y a su fallecimiento, se continue pagando a su hija Petronila, una de 250 hasta su muerte, sin qe. pa. asegurar este don qe. hago a mi hermana y Sobrina, s ea necesarias otra Hipoteca qe. la confianza qe. me asiste de qe. mi hija y sus herederos cumplirán religiosamente ésta mi boluntad.

3º - El Sable que me a acompañado en toda la Guerra de la Independencia de la América del Sud,…

Año 1900. Av de Mayo y Belgrano. Perspectiva actual esquina musimundo. Ramos Mejía

Buscá otros puntosPerspectivis cercanos
Avenida de mayo 54. Casa de AuxiliosColegio Don BoscoEstación Ramos MejíaNuestra señora del Carmen
Nota: En la perspectiva de la casa de auxilios, de 1928, se alcanza a percibir la fachada que vemos aquí, todavía en pié.

O Visitá nuestro Mapa Perspectivis

Comunicado de la Juventud Peronista, al apropiarse del sable Corvo de San Martín. 12 de Agosto de 1963.

En Agosto de 1963 la Juventud Peronista irrumpió en el Museo Histórico Nacional para apropiarse del sable corvo que el General San Martín entregó a Juan Manuel de Rosas. Aquí el comunicado con el que la organización explicaba los motivos de su accionar.

La tarjeta de crédito de Karl Marx

Cuando finalizó la segunda guerra mundial las potencias vencedoras dividieron Alemania en zonas de influencia. La totalidad del territorio quedó fragmentada en dos partes, cada una con su respectivo Estado y Gobierno: Una capitalista, tutelada por Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña que llevó el nombre de la República Federal Alemana, y una socialista, tutelada por la Unión Soviética, llamada República Democrática Alemana. En 1953 el gobierno de la República Democrática cambió el nombre de la ciudad Chemnitz por el de uno de los padres del socialismo científico: A partir de entonces se la conoció como ciudad Karl Marx. Con la caída del muro de Berlín y el proceso de la reunificación Alemana en las postrimerías de la Guerra Fría, la ciudad volvió a tener su nombre original. Sin embargo parte del legado comunista aun se mantiene en pie, como podemos ver en el caso del monumento que recuerda el rostro del pensador alemán.

A Marx es difícil encasillarlo dentro de alguna de las cien…

Realidad Virtual. El 25 de Mayo de 1810.

Pinchá en el ícono para poder ver con dispositivo de Realidad Virtual




CLICK AQUÍ PARA VER MÁS CONTENIDOS DE HISTORIA Y REALIDAD VIRTUAL