Decisión de Rosas sobre el periodismo y la imprenta. Documento histórico

Decreto sobre imprenta y periodismo del 1º de febrero de 1832
     Desde que los brillantes triunfos de las armas federales anunciaron la pronta terminación de la guerra civil, el Gobierno ha observado con dolor que algunos periódicos de esta ciudad en vez de corresponder a los favores del Cielo, procurando redoblar sus esfuerzos para calmar las pasiones agitadas… y fortificar los vínculos de fraternidad y unión entre las provincias hermanas… empezaron… a promover extemporáneamente cuestiones inoportunas, que se … están haciendo servir a cada paso de pretexto para prodigarse insultos entre los contendores, desacreditar la situación del país y vertir conceptos irrespetuosos contra sus respectivos gobiernos…, usando [el Gobierno] de las facultades extraordinarias con que se halla investido, ha acordado y decreta:
     Art. 1º - Nadie podrá establecer imprenta, ni ser administrador de ella en esta provincia sin expreso previo permiso del Gobierno…
     2 – Tampoco podrá publicarse ningún impreso periódico en idioma alguno sin el expresado prerrequisito y sin que lleve al fin de cada número el nombre y apellido del editor…
     …4 – El que diese su nombre y apellido como editor de algún periódico será inmediatamente responsable de todo abuso de libertad de imprenta que se note en su contenido…
     …7 – El que contraviniere a lo anteriormente dispuesto… sufrirá por la primera vez seiscientos pesos de multa, y en su defecto tres meses de prisión; por la segunda doble pena; y por la tercera será castigado como un perturbador del orden público…
     8 – El que solicitare gracia, exención o privilegio por el solo hecho de entablar tal solicitud sufrirá la multa de 200 pesos…
Rosas

Registro Oficial del Gobierno de Buenos Aires, libro XI, año 1832, p. 1-6.