Ir al contenido principal

Eva Perón. Discurso. 5 de Enero de 1949. Inauguración del policlínico de la Confederación del Personal Civil

No los voy a poder acompañar durante todo el acto, porque debo atender a muchos gremios, pero no he querido dejar de estar presente en esta primera inauguración que se realiza en 1949. El año se presenta propicio, pues a pocos días de su iniciación la Liga de Empleados Públicos habilita su primer policlínico.
Yo los felicito de todo corazón, porque sé que tienen al frente al teniente coronel Castro, que podrá realizar una gran obra, no solo por su capacidad sino también porque siente y quiere  la revolución. Por eso me alegro profundamente de que ustedes lo hayan elegido su presidente, asegurándose así de que en todos los caminos de la patria han de tener un instituto, porque los empleados del Estado, que han carecido de asistencia social, por causas que no es oportunidad de enumerar, tienen hoy un presidente que va a realizar esas obras con la premura necesaria, creando un gran organismo de asistencia social para los empleados y sus familias. No tengo la menor duda de ello, porque sé que el teniente coronel Castro y todos los miembros de la comisión están inspirados por un gran cariño hacia todos los afiliados, por una gran simpatía por el pueblo trabajador y por una firme adhesión al General Perón, que es el abanderado de la justicia social.
No dudo que ustedes se han de colocar, dentro de poco, al frente de los gremios argentinos en materia de asistencia social. Yo, que he creao un organismo de ayuda social para los humildes de mi patria, me alegro profundamente cuando veo obras como esta, destinadas a la salud de los argentinos, colaborando con el plan de reivindicación social por el que tanto lucha el General Perón. Esperemos que este año nos sea propicio para las conquistas sociales y económicas a que aspiramos. Al expresarles este deseo, quiero hacerles también un pedido: produzcamos, produzcamos mucho para colaborar con el General Perón, y sobre todo, para cumplir con la Patria en este nuevo año. Produzcamos mucho, para poder consolidar nuestras conquistas, ya que la única manera de cimentarlas es produciendo tanto como consumimos.
Ustedes, como empleados públicos, pueden hacer mucho. Tengan en cuenta que un expediente puede estar relacionado con una industria y la aceleración de su trámite puede significar un beneficio para millares de obreros. En las manos de ustedes está, pues, ese factor tan importante que es la agilización de la administración pública.
No dudo del espíritu de sacrificio, de la capacidad y del patriotismo de nuestros empleados. Sé que les pido algo que ya es una conciencia formada en ustedes y tengo la seguridad de que van a colaborar con nosostros en esta tarea.
En nombre del General Perón traigo un gran abrazo para todos ustedes y sus felicitaciones para el nuevo presidente de la Confederación. El General sabe que se van a realizar muchas de las cosas por las cuales ha bregado y que ahora alcanzarán su mejor materialización.
No quiero dejar de decir dos palabras con respecto a la actuación del anterior presidente, doctor Pérez Colman. Él se hizo cargo de la presidencia para sentar las bases de la organización y la entrega ahora en manos de un compañero para vigorizarla y concretar las realizaciones a que aspiramos. El doctor Pérez Colman cumplió su etapa con mucho éxito y tengo la absoluta seguridad  de que la nueva comisión ha de cumplir la suya con toda felicidad, porque cuenta con hombre capaces y revolucionarios. Sé que es arduo el camino a recorrer y en él les deseo mucho éxito.

Eva Perón. 5 de Enero de 1949

Entradas populares de este blog

Fuentes y Documentos de Historia Argentina

Fuentes y Documentos de Historia Mundial

Enmienda Platt. 1901

Que en cumplimiento de la declaración contenida en la Resolución Conjunta aprobada en 20 de abril de mil ochocientos noventa y ocho, estimulaba «Para el conocimiento de la Independencia del Pueblo cubano» exigiendo que el Gobierno de España renuncie a su autoridad y gobierno en la Isla de Cuba, y retire sus fuerzas terrestres, y marítimas de Cuba y de las aguas de Cuba y ordenando al Presidente de los Estados Unidos que haga uso de las fuerzas de tierra y mar de los Estados Unidos para llevar a efecto estas resoluciones; el Presidente por la presente quedó autorizado para dejar el Gobierno y Control de dicha isla, a su pueblo, tan pronto como se haya establecido en esa Isla un Gobierno bajo una Constitución en la cual, como parte de la misma, o en una ordenanza agregada a ella se definan las futuras relaciones entre Cuba y los Estados Unidos sustancialmente como sigue:
I.- Que el Gobierno de Cuba nunca celebrará con ningún Poder o Poderes extranjeros ningún tratado u otro convenio que…