Obstáculos para los negocios ingleses en la Provincias Unidas

Dificultades para los emprendimientos económicos ingleses en las Provincias Unidas, según el cónsul inglés. 1825
     No obstante, establecióse una casa de amonedación en La Rioja, en que se acuñaron algunas monedas de oro y plata; y en 1824 y 25, en que cambió en furor la pasión por las empresas de minas en Sudamérica, se formaron compañías para el laboreo de las de Famatina. Proyectos fueron éstos, sin embargo, que sólo terminaron en desengaño y pesar…, no, según creo, por escasez de metales preciosos, sino a causa de cálculos equivocados y mala dirección, y una completa ignorancia del estado político del país.
     Harto tristemente se ha probado en regiones tan remotas, con cuán poca protección eficaz pueden contar los extranjeros tanto para sus personas como para sus bienes. Es inoficioso hablar de contratos o escrituras allí donde la única verdadera ley es la voluntad de algún miserable tiranuelo, cuyas necesidades o intereses, directos o indirectos, atropellarán siempre cualquier otra consideración.

Parish, Woodbine, Buenos Aires y las Provincias Unidas del Río de la Plata, Londres, 1839,  p. 881