Ir al contenido principal

Oficio de la Junta de Buenos Aires a Juan José Castelli. 22 de Septiembre de 1810

(Oficio de la Junta a Juan José Castelli, le acompaña pliego cerrado para ser abierto ante la Junta de Comisión de la Expedición Auxiliadora a las Provincias Interiores)

Buenos Aires, 22 de Septiembre de 1810
Excelentísimo señor:


Luego que vuestra excelencia se incorpore a el ejército, convocará a los individuos que formen junta de comisión, y abriendo el adjunto pliego, se les leerá a nombre de la Junta, avisando el resultado. Dios guarde a vuestra excelencia muchos años. Buenos Aires, veintidós de septiembre de mil ochocientos diez.
Excelentísimo señor
Cornelio Saavedra, Manuel Belgrano, Doctor Manuel Alberti, Juan Larrea
Miguel de Azcuenaga, Juan José Pasó, Domingo Matheu, Doctor Mariano Moreno, Secretario.
Senado de la Naciòn, Biblioteca de Mayo, Buenos Aires, 1966. T XIII, sumarios y expedientes, pág. 11481.

(Pliego al que se refiere el oficio anterior)

Buenos Aires, 22 de Septiembre de 1810
Los repetidos motivos de sentimiento que ha tenido esta Junta y la necesidad de precaver en tiempo unos resultados funestos, que excitan ya la expectación del pueblo, y la consternación de los buenos patriotas, la han precisado a expedir las siguientes prevenciones, y espera sirvan de regla para lo sucesivo, y el escarmiento para evitar las faltas contra que se dirigen. La impolítica desmedida de mantener las tropas en la ciudad de Córdoba y el poco celo sobre su disciplina anunció ya la gran deserción que después se ha padecido y siendo artículo expreso de las instrucciones de esa junta de comisión un sumo rigor con los desertores por escarmiento de los demás, sabe la Junta con dolor que no ha sido castigado ninguno de los reos de aquel delito; que se ha dado impunidad a muchos que el gobernador de Córdoba había aprendido, y esta Junta se halla sin noticia alguna de oficio sobre tan importante materia, y lo que es peor sin saber el número fijo de los soldados que componen ese ejército por la omisión de los partes, que tanto se encargaron.
Ha sabido esta Junta el desgano en las marchas, que los soldados corren en desorden, sin guardar disciplina alguna los oficiales a distancia de su tropa sin el menor cuidado de ella, y el primer comandante en total indiferencia sobre estos objetos.
Sabe igualmente esta Junta que no se han observado sus instrucciones; que no se ha hecho un solo ejercicio de los que ordenó diariamente; que las tropas han atrasado lejos de llenar las esperanzas lisonjeras que todos  formaron de esta expedición y, que si no se emprende con eficacia una reforma radical, será principio de una ruina el recurso más poderoso con que se había contado para esta gran obra.
Al mismo tiempo se lamentan estos defectos, se nota el haberse declarado la junta de comisión honores , tratamiento de capitán general, desgradándose con estas pequeñeces (de que no ha dado cuenta para su aprobación como debía) y empleado en ellos el tiempo debido a objetos de otra importancia.
La Junta gime en la amargura que le ha causado semejante conducta; y le sería más tolerable su dolor, si  una general aflicción de todos los patriotas no le descubriera el temor con que miran una expedición en que depositaron antes toda su confianza.
En esta virtud ha resuelto prevenir por última vez el celo, y contracción debidos a la sangrada causa en que todos estamos empeñados; ordenar nuevamente la puntual observancia de las instrucciones comunicadas, y que se comunicaren en adelante; y que la junta de comisión no goce honores algunos ni tratamiento sino el que corresponda a las respectivas graduaciones de los individuos que la componen. Dios guarde a vuestra excelencia muchos años. Buenos Aires, veintidós de septiembre de mil ochocientos diez. Cornelio de Saavedra. Manuel Belgrano. Miguel de Azcuénaga. Doctor Manuel Alberti. Domingo Matheu.  Juan Larrea. Juan José Paso. Doctor Mariano Moreno, secretario.  



Otros contenidos de Perspectivis

Carta de Julio A. Roca a Marcos Sastre. 6 de Enero de 1886

Estimado Sastre: Acabo de recibir su carta del 3. Veo con gusto que las lluvias continúan favoreciéndonos por La Larga.
Espero el recuento del rodeo de los animales finos y el de la hacienda que llevó "La Conquista", para saber el total de todo lo que ahí pisa.
Creía que Sánchez ke hubiera mandado ya las dos puertas corredizas que me pide para el galpón nuevo. Trataré que se las mande cuanto antes, lo mismo que los tornillos y 20 quintales de fierro de canaleta, para las puertas de "La Conquista".
Sáncehz vendrá mañana de Quilmes. Hoy es día de fiesta y todas las casas están cerradas; por eso no le remito en esta galera los tornillos.
Los alambradores irán del 15 al 20 de éste, sin falta.
Si las ovejas que le ofrecen son de regular cantidad puede pagar un peso por cada una y comprarse hasta 2000. Y en cuanto a la hacienda vacuna, solamente que sea muy buena y una verdadera pichincha, como dicen vulgarmente. Convendrá comprar una o dos mils cabezas a lo sumo. Este a…

Ley 21264 Ley de represión del sabotaje. Leyes y decretos de la dictadura

Art.1º - El que públicamente, por cualquier medio, incitare a la violencia colectiva y/o alterare el orden público, será reprimido por la sola incitación con reclusión hasta diez años.
Art. 2º- el que atentare en cualquier forma contra los medios de transporte, de comunicación usinas, instalaciones de gas o agua corriente, u otros servicios públicos, será reprimido con reclusión por tiempo indeterminado o muerte
Art. 4º - El que mediante incendio, explosión u otro medio análogo, creare un peligro común para personas y bienes, será reprimido con reclusión por tiempo determinado o muerte
Art. 5º- De acuerdo a lo dispuesto por el art. 137 del Código de Justicia Militar, el personal militar de las fuerzas de seguridad y de las fuerzas policiales hará uso de las armas en caso de que la persona incurra en alguno de los delitos previstos en los arts. 2º y 4º precedentes, sea sorprendido in fragante y no se entregue a la primera intimación o haga armas contra la autoridad.
Art. 6º (…) Los encubr…

Decálogo del miliciano. Milicias antifascistas del POUM. Documentos de la Guerra Civil Española. 22 de Septiembre de 1936

1. El Miliciano deberá en todo momento estar persuadido de que la causa que defiende es la del proletariado, y estará por lo tanto siempre dispuesto a ofrendar su sangre y su vida por esta causa.

2. Será el Miliciano correcto en sus relaciones con los camaradas, y obediente con los mandos superiores, sin que esta subordinación implique en modo alguno reconocimiento de vasallaje, sino simplemente  espíritu de colaboración para facilitar la tarea de mando, lograr que las obligaciones a cumplir entre todos sean hechas con la máxima prontitud y eficacia.

3. Será limpio en su persona, para evitar el contagio de enfermedades y parásitos.

4. Cuidará con todo esmero la ropa y efectos de uso personal que se le confíen, no olvidando que el despilfarro de estos, a mas de producirle a él mismo molestias mientras no pueden ser repuestos, merma las disponibilidades del partido.

5. Procurará instruirse, y a mediada que lo vaya logrando, hará asimismo por transmitir sus conocimientos a camaradas y c…

Fuentes y Documentos de Historia Mundial

Mapa Perspectivis

Trabajamos para alcanzar estos puntos (y muchos más) con nuestras insignias. Mientras tanto podés visualizar el proyecto en este mapa

Discurso del rey Luis XVI ante los Estados Generales, 1789.

“La deuda del Estado, ya inmensa a mi advenimiento al trono, se ha acrecentado todavía más bajo mi reinado: una guerra dispendiosa, pero honorable, ha sido la causa; la elevación de los impuestos ha sido la consecuencia necesaria y ha hecho más notoria su desigual repartición.     Una inquietud general, un deseo exagerado de innovaciones, se han adueñado de los espíritus (por eso debemos) apresurarnos a contenerlas en una reunión de entendimientos sabios y moderados. Y con esta esperanza, señores, los he reunido, y veo con agrado que mi confianza se ha visto justificada por la disposición que los dos primeros órdenes han mostrado en renunciar a sus privilegios económicos. La esperanza que he concebido de ver a todos los órdenes concurrir conmigo al bien general del Estado, no se verá defraudada […]”
Discurso del rey Luis XVI en la apertura de los Estados Generales, 1789.

Ley fundamental del Congreso Constituyente de 1824

LEY FUNDAMENTAL DE 1825      El Congreso General Constituyente de las Provincias Unidas del Río de la Plata ha acordado y decreta lo siguiente:      1º Las provincias… reunidas en congreso reproducen por medio de sus diputados… el pacto con que se ligaron desde el momento en que sacudiendo el yugo de la antigua dominación española se constituyeron en nación independiente y protestan de nuevo emplear todas sus fuerzas… para afianzar su independencia nacional…      2º El congreso… es y se declara constituyente.      3º Por ahora y hasta la promulgación de la constitución que ha de reorganizar el Estado, las provincias se regirán interinamente por sus propias instituciones.      4º Cuanto concierne a los objetos de la independencia, integridad, seguridad, defensa y prosperidad nacional es del resorte privativo del congreso general…      6º La constitución que sancionare el congreso será ofrecida oportunamente a la consideración de las provincias, y no será promulgada ni establecida en e…