Contraofensiva realista y táctica de guerrillas después de 1815

   …La caída de Napoleón, la restauración de Fernando VII al trono de España y la paz de la Europa, debían naturalmente influir en los negocios de la América Española, y la guerra iba a tomar otro carácter. Era consiguiente que viniesen tropas y que se diese nueva actividad a las operaciones… Pezuela fue premiado con el virreinato del Perú, y…La Serna fue destinado al mando en jefe del ejército [del Alto Perú]. Con La Serna vinieron muchos jefes y oficiales de mérito, instruidos en la táctica moderna… [que] tenían la desventaja de no conocer el país, y sus providencias se resintieron de inexperiencias… Las republiquetas, o reuniones de indios patriotas en el Perú, seguían dándoles en qué entender; lo que no impidió, sin embargo, que las exterminasen, sin exceptuar la principal, que mandaba el coronel Warnes… Este resultado…, les hizo considerar fácil la conquista de las Provincias Bajas, y llenos de confianza y orgullo avanzaron a Salta.
   Los valientes salteños, y principalmente los gauchos (nombre que se hizo honroso entonces), acaudillados por Güemes, les abandonaron las poblaciones y les opusieron en la campaña una resistencia heroica. No tenían los invasores más terreno que el que materialmente pisaban… En un combate regular era indisputable la superioridad de la caballería española; pero, después de agotar sus fuerzas ensayando cargas sobre unas líneas débiles, que se les escapaban como unas sombras fugitivas, concluían por haber sufrido pérdidas considerables en esas interminables guerrillas, sin haber obtenido ventaja alguna.
   …después de dos o tres meses, tuvieron que abandonar su conquista, volviendo a sus antiguas posiciones, sin caballos y casi la cuarta parte menos del ejército. Güemes volvió a ocupar la capital de la provincia, y ésa quedó libre de enemigos en su totalidad…
Paz, José María, Memorias póstumas.