Derechos fundamentales del hombre según Robespierre

   “No es indispensable que yo pueda comprar un brillante brocato, pero sí pan para mí y para mis hijos. El negociante puede acaparar en sus depósitos las mercaderías que el lujo y la vanidad codician, hasta que llegue el momento de venderlas al mayor precio posible, pero nadie puede amontonar trigo junto a su semejante que muere de hambre. Desafío al más escrupuloso defensor de la propiedad a negar estos principios, a menos que confiese entender por derecho de propiedad el de despojar y asesinar a su prójimo. Rico…aprended a gozar de la igualdad y la virtud o al menos contentaos con las ventajas que os da vuestra fortuna y dejad al pueblo pan, trabajo y honradez. El primero de los derechos es el de existir; así, pues, la primera ley social es la que garantiza a todos los miembros de la sociedad los medios para subsistir; todas las demás están subordinadas a ésta.”

Discurso de Robespierre ante la Convención, 2-12-1792