María Guadalupe Cuenca. Carta a Mariano Moreno. 14 de Marzo de 1811



Mi querido y estimado dueño de mi corazón:
Me alegraré que los pases bien y que al recibo de ésta estés ya en tu gran casa con comodidad y que Dios te dé acierto en tus empresas; tu hijo y toda tu familia quedan buenos pero yo con muchas fluctuaciones, (…) la casa me parece sin gente, no tengo gusto para nada de considerar que estés enfermo o triste sin tener a tu mujer y tu hijo que te consuelen y participen de tus disgustos ¿O quizás ya habrás encontrado alguna inglesa que ocupe mi lugar? No hagas eso Moreno, cuando te tiente alguna inglesa acordate que tenés una mujer fiel a quien ofendes después de Dios.
               El inglés que vino con don Alejandro Díaz antes que te embarcaras vino anteayer y me dijo que si quería escribirte, y sin embargo de haberte escrito hace ocho días te vuelvo a escribir pues no me queda otro consuelo, y no te enojes de que te caliente la cabeza con mis cartas; no dejes de escribirme en cuanto barco salga y avisarme todo, ya basta de guardar secretos para tu mujer. (…)
               Dios te dé muchos años de vida y salud para el consuelo, ampara y bien de ésta tu desconsolada esposa.
                                                                Buenos Aires, 14 de Marzo de 1811

Mariano Moreno murió en el barco que lo llevaba a Londres, diez días antes que su esposa, Guadalupe, le escribiera esta carta.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Contanos tu experiencia Perspectivis