Ir al contenido principal

Entrega de premios de pruebas ciclísticas organizadas por la CGT. 1 de Septiembre de 1950

Primeramente, deseo pedirles disculpas por haber llegado tarde a este simpático acto. Pero tenía muchos niños que atender y deseaba que se retirara temprano. Ustedes llegan aquí con la alegría de recibir los premios que han ganado, y entendía que podían esperar un poco más que ellos.
                Agradezco a la compañera que me ha precedido en el uso de la palabra que haya sido tan gentil en sus manifestaciones. Deseo expresa también todo mi agradecimiento a la C.G.T., que ha querido celebrar este acto en el Ministerio de Trabajo y Previsión para que yo, simbólicamente, en nombre del General Perón y de esta casa que tanto significa, para los trabajadores, y en el mío propio, entregue estos premios. Lo hago con una profunda emoción, porque es la primera vez que tengo oportunidad de entregar las copas de un torneo deportivo organizado por la C.G.T., en manos de auténticos trabajadores, a muchos de los cuales conocía hasta ahora solo por motivos gremiales.
Estos progresos que consiguen los trabajadores todos los días nos señalan que la doctrina Justicialista del General Perón se está realizando, tanto en el terreno material como en el espiritual.
                Quiera Dios que, comprendiendo siempre a nuestro Presidente, sepamos colaborar con él. Siguiendo el camino que él nos señala, la Argentina será, como todos la queremos: Grande y poderosa.
Eva Perón


Comentarios

Otros contenidos de Perspectivis

Cuatro testimonios de la Revolución de Mayo. 1810

Legítimamente ocupado “Yo vivía tranquilo en mi casa con mi dilatada familia disfrutando una mediana fortuna, y ejerciendo el oficio de notario mayor de este obispado desde el año 1789. Me hallaba trabajando en asuntos de mi profesión cuando en el mes de Mayo de 1810 recibí esquela de convite a un cabildo abierto que con anuencia del virrey se había acordado para la mañana del día 22. No concurrí por hallarme legítimamente ocupado.” (Autobiografía de Gervasio Posadas, vecino de Buenos Aires en 1810)

Desorden y violencia “Todo ha sido un desorden entre ellos y todo lo han hecho por la fuerza y con amenazas públicas ante el mismo cabildo. El día 26 todo está en silencio; ellos mismos son los que andan arriba y abajo en las calles con los sables arrastrando, metiendo ruido y nadie se mete con ellos (…) Le han querido echar la culpa al pueblo y el pueblo no se ha metido en nada, antes más bien los honrados vecinos procuraban no meterse en nada y daban sus votos a favor del señor virrey, pero…

Fuentes y Documentos de Historia Mundial

La Historia en Realidad Virtual. Perspectivis

KARL MARX: DISCURSO PRONUNCIADO EN LA FIESTA DEL ANIVERSARIO DEL "PEOPLE'S PAPER"

KARL MARXDISCURSO PRONUNCIADO EN LA FIESTA DEL ANIVERSARIO DEL "PEOPLE'S PAPER" Publicado en el "People's Paper", Nº 207, del 19 de abril de 1856.

Las llamadas revoluciones de 1848 no fueron más que pequeños hechos episódicos, ligeras fracturas y fisuras en la dura corteza de la sociedad europea. Bastaron, sin embargo, para poner de manifiesto el abismo que se extendía por debajo. Demostraron que bajo esa superficie, tan sólida en apariencia, existían verdaderos océanos, que sólo necesitaban ponerse en movimiento para hacer saltar en pedazos continentes enteros de duros peñascos. Proclamaron, en forma ruidosa a la par que confusa, la emancipación del proletariado, ese secreto del siglo XIX y de su revolución. Bien es verdad que esa revolución social no fue una novedad inventada en 1848. El vapor, la electricidad y el telar mecánico eran unos revolucionarios mucho más peligrosos que los ciudadanos Barbés, Raspail y Blanqui. Pero, a pesar de que l…

Correspondencia

Fuentes y Documentos de Historia Argentina

Publicaciones de Prensa