Ir al contenido principal

Juan Manuel de Rosas, Circular a los gobernadores de las provincias. 12 de Diciembre de 1829

Investido el infrascripto de la autoridad suprema de la provincia por la honorable Sala de Representantes y posesionado del mando el 8 del corriente, cumple con su más agradable deber al comunicar al excelentísimo gobernador de la provincia, de su decidida y franca voluntad de estrechar relaciones amistosas y fraternales con la benemérita provincia de su mando.
El infrascripto debe igualmente declarar como la primera prueba de sus candorosos deseos que los principios consignados por el gobierno provisional en su circular del 9 de septiembre del año presente con relación a todos los pueblos de la república formarán inalterablemente la política del gobierno de Buenos Aires. Pasó ya el tiempo en que los desengaños venían a perder su influencia en los deseos exagerados de una perfección prematura… la voluntad de los pueblos…será respetada como el dogma fundamental de la organización de la república.
El gobierno de Buenos Aires, desde que ahuyentó la fatal discordia que desolaba esta provincia, no ha cesado de advertir a las demás que integran el estado, la necesidad de entenderse y de volver al sosiego turbado por la funesta revolución del año anterior. Admitido ya con el carácter de mediador por una notable mayoría de la nación ha despachado sus agentes revestidos de poderes amplios y con instrucciones montadas sobre los francos principios que profesa…
El gobierno de Buenos Aires que estará siempre a la vanguardia para arrastrar los amagos contra la dignidad de la república, será también el primer amigo de los de las provincias para interponerse en sus diferencias…
Juan Manuel de Rosas - Tomás Guido

Comentarios

Otros contenidos de Perspectivis

Cuatro testimonios de la Revolución de Mayo. 1810

Legítimamente ocupado “Yo vivía tranquilo en mi casa con mi dilatada familia disfrutando una mediana fortuna, y ejerciendo el oficio de notario mayor de este obispado desde el año 1789. Me hallaba trabajando en asuntos de mi profesión cuando en el mes de Mayo de 1810 recibí esquela de convite a un cabildo abierto que con anuencia del virrey se había acordado para la mañana del día 22. No concurrí por hallarme legítimamente ocupado.” (Autobiografía de Gervasio Posadas, vecino de Buenos Aires en 1810)

Desorden y violencia “Todo ha sido un desorden entre ellos y todo lo han hecho por la fuerza y con amenazas públicas ante el mismo cabildo. El día 26 todo está en silencio; ellos mismos son los que andan arriba y abajo en las calles con los sables arrastrando, metiendo ruido y nadie se mete con ellos (…) Le han querido echar la culpa al pueblo y el pueblo no se ha metido en nada, antes más bien los honrados vecinos procuraban no meterse en nada y daban sus votos a favor del señor virrey, pero…

Fuentes y Documentos de Historia Mundial

La Historia en Realidad Virtual. Perspectivis

KARL MARX: DISCURSO PRONUNCIADO EN LA FIESTA DEL ANIVERSARIO DEL "PEOPLE'S PAPER"

KARL MARXDISCURSO PRONUNCIADO EN LA FIESTA DEL ANIVERSARIO DEL "PEOPLE'S PAPER" Publicado en el "People's Paper", Nº 207, del 19 de abril de 1856.

Las llamadas revoluciones de 1848 no fueron más que pequeños hechos episódicos, ligeras fracturas y fisuras en la dura corteza de la sociedad europea. Bastaron, sin embargo, para poner de manifiesto el abismo que se extendía por debajo. Demostraron que bajo esa superficie, tan sólida en apariencia, existían verdaderos océanos, que sólo necesitaban ponerse en movimiento para hacer saltar en pedazos continentes enteros de duros peñascos. Proclamaron, en forma ruidosa a la par que confusa, la emancipación del proletariado, ese secreto del siglo XIX y de su revolución. Bien es verdad que esa revolución social no fue una novedad inventada en 1848. El vapor, la electricidad y el telar mecánico eran unos revolucionarios mucho más peligrosos que los ciudadanos Barbés, Raspail y Blanqui. Pero, a pesar de que l…

Correspondencia

Fuentes y Documentos de Historia Argentina

Publicaciones de Prensa