Ir al contenido principal

¿Estás seguro que querés comer una bola de fraile? El origen del nombre de las facturas

Bolas de fraile
Cuando interrogamos con sinceridad las costumbres y prácticas sociales podemos llevarnos más de una sorpresa: Algunas palabras, algunos nombres o determinados apodos encuentran otros significados cuando los vemos en una dimensión histórica. Es lo que pasa con palabras como "atorrante" o "torrar", que tienen una deuda etimológica con la empresa francesa Tourrant, contratista e importadora de grandes caños que acabarían utilizándose para el entubamiento del agua corriente a fines del siglo XIX y comienzos del XX. Estos caños servían de refugio para los trabajadores más miserables de la ciudad que los usaban -sin autorización legal- para dormir, es decir, para torrar.  Algo parecido puede ocurrir si queremos revisar e historizar el significado de los nombres de las facturas.

¿Nunca te preguntaste por qué tienen nombres tan raros las facturas? Esto, en parte, es consecuencia del anarquismo. El anarquismo es un movimiento político con distintas variantes, aunque todas coinciden en repudiar cualquier forma o expresión de poder y autoridad: La policía, el Estado, la patronal o la iglesia son -para los anarquistas- enemigos del pueblo y deben ser combatidos hasta construir, huelga general revolucionaria de por medio, un mundo totalmente libre, el comunismo anárquico. 
Los anarquistas tuvieron un peso político notable en Argentina a comienzos del siglo XX, cuando los caños de Tourrant se llenaban de atorrantes y la Argentina bajada del barco recibía a los inmigrantes con la Ley de residencia. Se agruparon en gremios, formaron centrales sindicales de gran peso y tuvieron varios miles de militantes, pero la reforma electoral de 1912 y las alternativas democráticas le quitaron buena parte del sustento político a un movimiento que, por definición, no podía conformarse como un partido legal, puesto que los partidos también siguen ordenes jerárquicos que coartan la libertad. Pero, aunque se extinguió, el anarquismo dejó un legado importante en la cultura popular y en particular en los nombres que aún hoy llevan las facturas que compramos los domingos.



Así, nos encontramos con que el Vigilante, denominación que hace referencia a las fuerzas del orden. La policía que como regla general -y como política de Estado- reprimía a los obreros, sean anarquistas o no, en sus demandas. El Cañoncito sobre el que hay varias versiones, algunas que apuntan a que es una burla del ejército, otras que resignifica el arma de autodefensa de los anarquistas, los caños rellenos que funcionaban con una lógica similar a las de las modernas bombas molotov. 
Las críticas que los anarquistas le hacían a la iglesia también aparecen reflejadas en los nombres de las facturas. En tanto institución opresora del amor libre y asociada al conservadurismo, la iglesia, y sus templos, fueron foco en distintas oportunidades de ataques anarquistas. Las facturas dedicadas a la iglesia ofrecen una burla de la castidad que sacerdotes y monjas debían practicar. Así, las Bolas de fraile son abultadas, y -si el panadero no es tacaño- deben tener abundante relleno. Mientras que el Suspiro de monja es una factura alargada con una explícita forma fálica.


Leé también 







Comentarios

Otros contenidos de Perspectivis

¿Sabías que existe una única fotografía de José de San Martín? ¿La conocés?

Mucha gente en Sudamérica está familiarizada con los retratos del San Martín protagonista de batallas, liberaciones e independencias. Pero no todos conocen la imagen del héroe establecido ya en París y Bolougne Sur Mer, cuando sentado a la sombra de sus años decidió alejarse de la vida política y militar. Esa figura de San Martín ya anciano, con pelo blanco y bigote, no es una pintura ni un retrato sino una fotografía, la única que existe del libertador.
Leé el testamento de San Martín haciendo click aquí


La foto primitiva fue tomada bajo el procedimiento del Daguerrotipo, el primero de los métodos creados para desarrollar la fotografía. Las fotos debían realizarse en condiciones excepcionales de iluminación y el retratado debía permanecer quieto por varios minutos. Para 1848, año en que se tomó la fotografía de San Martín, el tiempo de exposición se había reducido a 40 segundos. Entonces San Martín tenía 70 años y fue convencido por su hija, Mercedes, para realizar el procedimiento. …

Testamento de San Martín. 23 de Enero de 1844. París

En el nombre de Dios todo Poderoso a quien conozco como Hacedor del Universo: Digo yo José de San Martín, Generalísimo de la República del Perú, y Fundador de su libertad, Capitán General de la de Chile, y Brigadier General de la confederación Argentina, q e. visto el mal estado de mi salud, declaro por el presente Testamento lo siguiente: Primero. Dejo pr. Mi absoluta Heredera de mis bienes, havidos y por haver a mi única Hija Mercedes de San Martín actualmente casada con Mariano Balcarce.

2º - Es mi expresa boluntad el que mi Hija suministre a mi Hermana María Elena, una Pensión de Mil - frans. anuales, y a su fallecimiento, se continue pagando a su hija Petronila, una de 250 hasta su muerte, sin qe. pa. asegurar este don qe. hago a mi hermana y Sobrina, s ea necesarias otra Hipoteca qe. la confianza qe. me asiste de qe. mi hija y sus herederos cumplirán religiosamente ésta mi boluntad.

3º - El Sable que me a acompañado en toda la Guerra de la Independencia de la América del Sud,…

Año 1900. Av de Mayo y Belgrano. Perspectiva actual esquina musimundo. Ramos Mejía

Buscá otros puntosPerspectivis cercanos
Avenida de mayo 54. Casa de AuxiliosColegio Don BoscoEstación Ramos MejíaNuestra señora del Carmen
Nota: En la perspectiva de la casa de auxilios, de 1928, se alcanza a percibir la fachada que vemos aquí, todavía en pié.

O Visitá nuestro Mapa Perspectivis

Comunicado de la Juventud Peronista, al apropiarse del sable Corvo de San Martín. 12 de Agosto de 1963.

En Agosto de 1963 la Juventud Peronista irrumpió en el Museo Histórico Nacional para apropiarse del sable corvo que el General San Martín entregó a Juan Manuel de Rosas. Aquí el comunicado con el que la organización explicaba los motivos de su accionar.

La tarjeta de crédito de Karl Marx

Cuando finalizó la segunda guerra mundial las potencias vencedoras dividieron Alemania en zonas de influencia. La totalidad del territorio quedó fragmentada en dos partes, cada una con su respectivo Estado y Gobierno: Una capitalista, tutelada por Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña que llevó el nombre de la República Federal Alemana, y una socialista, tutelada por la Unión Soviética, llamada República Democrática Alemana. En 1953 el gobierno de la República Democrática cambió el nombre de la ciudad Chemnitz por el de uno de los padres del socialismo científico: A partir de entonces se la conoció como ciudad Karl Marx. Con la caída del muro de Berlín y el proceso de la reunificación Alemana en las postrimerías de la Guerra Fría, la ciudad volvió a tener su nombre original. Sin embargo parte del legado comunista aun se mantiene en pie, como podemos ver en el caso del monumento que recuerda el rostro del pensador alemán.

A Marx es difícil encasillarlo dentro de alguna de las cien…

Realidad Virtual. El 25 de Mayo de 1810.

Pinchá en el ícono para poder ver con dispositivo de Realidad Virtual




CLICK AQUÍ PARA VER MÁS CONTENIDOS DE HISTORIA Y REALIDAD VIRTUAL