Ir al contenido principal

Debate sobre el sufragio popular. 1826. Documento histórico

DEBATE SOBRE EL SUFRAGIO POPULAR
Polémica sobre el artículo 6º, inciso 6 de la Constitución de 1826.
     [La suspensión del derecho de voto al doméstico a sueldo y al jornalero] no está arreglado a justicia, porque si es verdad que el jornalero y el doméstico no están libres de los deberes que la República les impone, tampoco deben estar privados de los goces que deben tener. La experiencia nos enseña que ni por domésticos ni por jornalero nadie se libra; al contrario, son aquellos sujetos precisamente de que se echa mano en tiempo de guerra para el servicio militar: de consiguiente, si están obligados por la República para cumplir con uno de los principales deberes, cual es el de sacrificar su vida al servicio de la patria, me parece que ésta debe corresponderles con no privarles del derecho de sufragar en los actos públicos.
Galisteo
[Frente a la explicación sobre la falta de libertad para votar de acuerdo a su criterio de esas clases sociales, lo que justificaría la suspensión de ese derecho, dada por el diputado Castro, Dorrego argumenta:] ¿Los empleados de cualquier clase que sean, no perciben inmediatamente su subsistencia o, al menos, sus empleos, no están dependientes del Gobierno? ¿Y quién tendrá más empeño en las elecciones, un particular que una y otra vez podrá mezclarse, o el Gobierno que siempre debe empeñarse en que el resultado de las elecciones sea según sus deseos, para poder tener influjo  en el cuerpo legislativo? Y sin embargo de esto, los empleados no son excluidos; y ¿por qué lo han de ser los domésticos asalariados?...
     Échese la vista sobre nuestro país pobre, véase qué proporción hay entre domésticos asalariados y jornaleros, y las demás clases del Estado, y se advertirá al momento que quien va a tener parte en las elecciones… es una pequeñísima parte del país, tal vez no exceda de una vigésima parte… ¿Cómo se puede permitir esto en el sistema republicano? Esto es barrenar la base y echar por tierra el sistema.
     …Y si se excluye a los jornaleros, domésticos asalariados y empleados también ¿entonces quién queda? Queda cifrada en un corto número de comerciantes y capitalistas la suerte del país. He aquí la aristocracia del dinero…, entonces sí que sería fácil poder influir en las elecciones, porque no es fácil influir en la generalidad de la masa, pero sí en una corta porción de capitalistas: y en ese caso, hablemos claro, el que formaría la elección sería el Banco, porque apenas hay comerciantes que no tengan giro en el Banco, y entonces el Banco sería el que ganaría las elecciones, porque él tiene relación en todas las provincias… Señor, en el sistema representativo la mayor extensión que se pueda es la que debe adoptarse: bastantes excepciones tiene la ley: ¿para qué más?
     [El diputado Paso agrega:] Me parece que no hay una razón bastante para excluirlos ni aun a los jornaleros tampoco… Pero reflexiono más. Supongo que haya siempre dependencia, que si la hay, la hay en el pobre que cuando no recibe su salario el sábado, va a recibir el pan y el aguardiente del pulpero al fiado, que lo manda con más imperio que su amo, si lo tiene… Digo que aun cuando tenga esa dependencia y recorramos, manzana por manzana, todas las casas, y lo mismo en la campaña, resultaría que daría su voto por quien le sugiriese el amo; más, en el número resultaría la variación, pues unos darían su voto por unos, y otros por otros, un patrón llevaría tres criados o dependientes, otro llevaría cinco, y las cosas vendrían a equilibrarse… Por otra parte, veo que éste es un acto único legislativo del pueblo, en que parece que es preciso considerar, no tanto por la igualdad de derechos cuanto por la posesión del derecho, que lo tienen esos hombres además de sufrir las cargas, que aunque se diga que no las sufre el pobre, hablemos prácticamente, las sufre ahora y las ha de sufrir siempre.

Asambleas Constituyentes Argentinas, cit., t. III, p. 733 – 745.

Otros contenidos de Perspectivis

La democracia según Aristóteles

SOBRE LAS CARACTERÍSTICAS DEL RÉGIMEN DEMOCRÁTICO    “El fundamento del régimen democrático es la libertad (en efecto, suele decirse que sólo en este régimen se participa de la libertad, pues éste es, según afirman, el fin a que tiende toda democracia). Una característica de la libertad es el ser gobernado y gobernar por turno y , en efecto, la justicia democrática consiste en tener todos lo mismo numéricamente y no según los merecimientos, y siendo esto lo justo, forzosamente tiene que ser soberana la muchedumbre, y lo que apruebe la mayoría, eso tiene que ser el fin y lo justo. Afirman que todos los ciudadanos deben tener lo mismo, de modo que en las democracias resulta que los pobres tienen más poder que los ricos, puesto que son más numerosos y lo que prevalece es la opinión de la mayoría. Esta es, pues, una característica de la libertad, que todos los partidarios de la democracia consideran como un rasgo esencial de este régimen. Otra es vivir como se quiere; pues dicen que esto …

Documento Histórico. "Subversión en el ámbito educativo. Conozcamos a nuestro enemigo". 1977

Niveles preescolar y primario 

a. El accionar subversivo se desarrolla a través de maestros ideológicamente captados que inciden sobre las mentes de los pequeños alumnos, fomentando el desarrollo de ideas o conductas rebeldes, aptas para la acción que se desarrollará en niveles superiores.  b. La comunicación se realiza en forma directa, a través de charlas informales y mediante la lectura y comentario de cuentos tendenciosos editados para tal fin.  En este sentido se ha advertido en los últimos tiempos una notoria ofensiva marxista en el área de la literatura infantil. En ella se propone emitir un tipo de mensaje que parta del niño y que le permita 'autoeducarse' sobre la base de 'la libertad y la alternativa.  Teniendo en cuenta estas bases esenciales, las editoriales marxistas pretenden ofrecer 'libros útiles' para el desarrollo, libros que acompañen al niño en su lucha por penetrar en el mundo de las cosas y de los adultos, que lo ayuden a no tener miedo a la l…

Cuatro testimonios de la Revolución de Mayo. 1810

Legítimamente ocupado “Yo vivía tranquilo en mi casa con mi dilatada familia disfrutando una mediana fortuna, y ejerciendo el oficio de notario mayor de este obispado desde el año 1789. Me hallaba trabajando en asuntos de mi profesión cuando en el mes de Mayo de 1810 recibí esquela de convite a un cabildo abierto que con anuencia del virrey se había acordado para la mañana del día 22. No concurrí por hallarme legítimamente ocupado.” (Autobiografía de Gervasio Posadas, vecino de Buenos Aires en 1810)

Desorden y violencia “Todo ha sido un desorden entre ellos y todo lo han hecho por la fuerza y con amenazas públicas ante el mismo cabildo. El día 26 todo está en silencio; ellos mismos son los que andan arriba y abajo en las calles con los sables arrastrando, metiendo ruido y nadie se mete con ellos (…) Le han querido echar la culpa al pueblo y el pueblo no se ha metido en nada, antes más bien los honrados vecinos procuraban no meterse en nada y daban sus votos a favor del señor virrey, pero…

Regímenes de gobierno según Aristóteles

LOS REGÍMENES DE GOBIERNO, SEGÚN ARISTÓTELES    “Después de haber precisado estas cuestiones se puede examinar a continuación cuántas en número y cuáles son las constituciones políticas; y, en primer lugar, las correctas, puesto que entonces resultarán claras sus desviaciones, después de haberlas definido. Ya que régimen político y gobierno significan lo mismo y el órgano de gobierno es lo decisivo y soberano en las ciudades, forzosamente será soberano o una persona o unos pocos o la mayoría. Cuando el uno o la minoría o la mayoría gobiernan atendiendo al interés general, esos regímenes serán forzosamente correctos, mientras que serán desviaciones los que atienden al interés particular del individuo o de la minoría o de la mayoría. Porque o no hay que reconocer como ciudadanos a los miembros de la comunidad o deben participar de sus beneficios.    De los gobiernos unipersonales solemos llamar monarquía al que atiende al interés general; al gobierno de pocos, pero más de uno, aristocr…

Simón Bolivar. Decreto sobre la educación de los niños huérfanos. En Chuquisaca. 1825

Decreto sobre la educación de los niños huérfanos. 11 de Diciembre de 1825
Simón Bolivar Libertador deColombia y del Perú, etc, etc Considerando:
1.Que una gran parte de los males de que adolece la sociedad, proviene del abandono en que se crían muchos individuos, por haber perdido en su infancia el apoyo de sus padres; 2.Que para ocurrir a esta necesidad el gobierno debe adoptar estos huérfanos 3.Que por decreto de este día se ha ordenado el establecimiento de escuelas primarias en cada ciudad capital de Departamento, como escuela madre para todos los demás lugares de la República: Oída la diputación permanente
Decreto 1.Que se procesa a recoger todos los niños varones huérfanos de ambos padres o de uno de ellos solamente y a reunirlos en las escuelas 2.Que para este procedimiento se dé preferencia a los niños más pobres 3.Que siendo la escuela de Chuquisaca la primera que debe establecerse, el presidente del Departamento procesa inmediatamente a hacer recoger los huérfanos de la ciudad y…

Fuentes y Documentos de Historia Argentina. Desde la Revolución de Mayo de 1810 hasta el tratado del Pilar de 1820