Ir al contenido principal

Recrear la Guerra de Malvinas en Twitter. Reflexión teórica. Javier Gullo. Tecnología y Educación.

"Hay historias contadas una y otra vez que cada vez que son contadas se vuelven un poco más lejanas"


Hay mucho material escrito sobre la Guerra de Malvinas (1982). Existen análisis que se circunscriben a los hechos puramente bélicos y otros que enmarcan el conflicto en la coyuntura mayor de la dictadura. Respecto del rol que desempeñaron los medios de comunicación  resaltan, sobre todo, trabajos periodísticos cuyo foco está puesto en la denuncia del ocultamiento llevado adelante por los medios existentes en 1982 de la realidad de lo que ocurría en las islas. En ese punto, la imagen arquetípica que sintetiza esa posición es la denuncia de la famosa tapa de la revista Gente y su "estamos ganando". 
Sin embargo, más allá del tiempo transcurrido y los análisis realizados del conflicto, la guerra siempre estuvo (y está) cubierta por un manto de oscuridad o invisibilidad cuyo punto de inicio se podría ubicar en el mecanismo empleado por el Estado para devolver a los conscriptos al continente, y finalmente a sus hogares, por la puerta de atrás.
Se enlazan aquí varias cuestiones: "La vergüenza del derrotado", el silenciamiento de los soldados, el ocultamiento de las evidencias de un plan militarmente inviable y el temor a la repercusión política que habría provocado, entre otras cosas, el conocimiento de la Verdad. Tras la guerra, y tras el final de la dictadura, los soldados de Malvinas permanecieron (¿permanecen?) en un lugar incómodo, difícil de mirar, casi suplicando un reconocimiento oficial, social y cultural que nunca acaba de completarse. Se mezclan allí otros elementos presentes en las representaciones de cierto sentido común no tan común ¿es lícito reivindicar una guerra que fue propiciada por un gobierno ilegitimo e ilegal? ¿El reclamo por la soberanía puede llevarse adelante omitiendo la Guerra?     
No pretendo aquí dar respuesta a los elementos que se siembran en el anterior párrafo. Lo que no se puede omitir es la necesidad de desocultar Malvinas. Y cuando digo desocultar no me refiero a volver a relatar los hechos: hay historias contadas una y otra vez que cada vez que son contadas se vuelven un poco más lejanas. La mejor forma que se me ocurre para cumplir con la tarea, entonces, no es contando, sino promoviendo una reflexión, un juego -difícil y doloroso como pocos juegos-, que es recrear Malvinas. Propongo un desafío:

¿Qué habría ocurrido con el desenvolvimiento de Malvinas si los soldados hubieran podido disponer de una red social como Twitter en el campo de batalla? ¿Cómo habría transformado esa herramienta simple y pacífica el devenir del propio conflicto, de la dictadura y el rol de los medios de (in)comunicación? ¿Cómo se habrían visto afectadas las cadenas de complicidad tan interesadas en invisibilizar la verdad? ¿Cómo habría repercutido en la vida de los propios reclutas en su regreso al continente, en los que volvieron mutilados y en los que se quitaron la vida después por las secuelas de tanto pero tanto vacío? (Aquí la frase original decía "tanta pero tanta mierda", fue cambiada para cumplir con ciertas formalidades de la escritura)
Pensalo. Pensalo atendiendo al uso que los jóvenes le dan hoy a esta red social, a la construcción de identidades, a la difusión de hechos periodísticos que los periodistas por lo general prefieren ignorar. Pensalo atendiendo a la potencia transformadora que estos conjuntos de palabras anudadas, vinculadas, enlazadas (los twits) generan viajando a través del espacio infinito de Internet.
Pensalo pensándolo, no como un juego de imaginación, sino como elemento disruptivo que se mete para cambiar todas las historias que te contaron tantas veces sobre Malvinas. ¿Cómo cambian esas historias si Twitter entra a jugar en el escenario concreto y real de la guerra?


Esta es una propuesta derivada de las que se desarrollan en el libro "Tecnología y Educación", del que soy autor. Es cierto, tal vez leíste o escuchaste propuestas semejantes en otros lugares. Ahora, el desafío no radica en la originalidad de la propuesta, sino en la reflexión sobre los lugares que ocupamos socialmente  en el proceso de conocer la realidad, en la promoción del análisis del impacto de las nuevas tecnologías, en los modos en que nos aproximamos a un proceso o un evento y en pensar cómo esos modos son condicionantes en nuestra manera de concebir y hacer el mundo: Colocar a estudiantes de escuela en situación de recrear Malvinas a través de Twits desde diversos puntos de vista. No ya desde un lugar pasivo, ni como ejercicio memorístico para la aprobación de una materia. Sino como experiencia de transformación real, de esa historia, de las telarañas que se anudaron para ocultar, de las subjetividades de los actores reales de la guerra y los actores reales de la guerra recreada, repensada y revivida en un hoy donde todavía el conflicto transcurre y sus consecuencias se están desenvolviendo. Es, desde luego, una propuesta de aproximación a un territorio en disputa mucho mayor: El de estudiar la Historia o el de cambiarla. Yo siempre creo que es más estimulante lo último.       

Si fueras vos el docente a cargo ¿cómo encararías la tarea?


Javier Gullo
     



Comentarios

Otros contenidos de Perspectivis

¿El principio de causalidad demuestra la existencia de Dios?

El principio de causalidad establece que todo acontecimiento tiene una causa. Vos, yo, el celular en el que estás leyendo, la revista Patoruzito, las bóvedas de Cristina  y todo lo que existe en el mundo fue precedido por uno o varios sucesos que nos engendraron. A medida que retrocedemos en el árbol de la historia humana las ramas se van volviendo más gruesas, las causas se van anudando para construir momentos de coyuntura, situaciones de cambios, revoluciones y eventos fundantes.
La lógica del principio de causalidad nos va llevando cada vez más atrás en el tiempo, hasta llegar a situaciones troncales: La agricultura, la construcción de sociedades estatales, el nacimiento de Mirtha Legrand, el origen del homo sapiens, la aparición de los vertebrados, las primeras formas de vida. Todos estos sucesos y procesos fueron también engendrados por sus propias causas. Si somos coherentes y seguimos retrocediendo en la cadena de causalidad en algún momento vamos a llegar a las partículas elem…

La democracia según Aristóteles

SOBRE LAS CARACTERÍSTICAS DEL RÉGIMEN DEMOCRÁTICO    “El fundamento del régimen democrático es la libertad (en efecto, suele decirse que sólo en este régimen se participa de la libertad, pues éste es, según afirman, el fin a que tiende toda democracia). Una característica de la libertad es el ser gobernado y gobernar por turno y , en efecto, la justicia democrática consiste en tener todos lo mismo numéricamente y no según los merecimientos, y siendo esto lo justo, forzosamente tiene que ser soberana la muchedumbre, y lo que apruebe la mayoría, eso tiene que ser el fin y lo justo. Afirman que todos los ciudadanos deben tener lo mismo, de modo que en las democracias resulta que los pobres tienen más poder que los ricos, puesto que son más numerosos y lo que prevalece es la opinión de la mayoría. Esta es, pues, una característica de la libertad, que todos los partidarios de la democracia consideran como un rasgo esencial de este régimen. Otra es vivir como se quiere; pues dicen que esto …

Mapa Perspectivis

Navegá el Mapa Histórico. Modificá los filtros y descubrí distintas épocas.

Fuentes y Documentos de Historia Argentina. Desde la Revolución de Mayo de 1810 hasta el tratado del Pilar de 1820

Discurso de Juan José Castelli en el cabildo abierto del 22 de Mayo de 1810

Desde que el señor Infante Don Antonio (un tío de Fernando VII a quien éste confió la presidencia de la Junta Suprema de Gobierno) salió de Madrid (obligado por los franceses), ha caducado el gobierno soberano de España. Ahora con mayor razón debe considerarse que ha expirado, con la disolución de la Junta Central, porque además de haber sido acusada de infidencia por el pueblo de Sevilla, no tenía facultades para establecer el Supremo Gobierno de Regencia, ya porque los poderes de sus vocales eran personalísimos para el gobierno y no podían delegarse, y ya por la falta de concurrencia de los diputados de América en la elección y establecimiento de aquel gobierno, que es por lo tanto ilegítimo. Los derechos de la so…

Ley 21264 Ley de represión del sabotaje. Leyes y decretos de la dictadura

Art.1º - El que públicamente, por cualquier medio, incitare a la violencia colectiva y/o alterare el orden público, será reprimido por la sola incitación con reclusión hasta diez años.
Art. 2º- el que atentare en cualquier forma contra los medios de transporte, de comunicación usinas, instalaciones de gas o agua corriente, u otros servicios públicos, será reprimido con reclusión por tiempo indeterminado o muerte
Art. 4º - El que mediante incendio, explosión u otro medio análogo, creare un peligro común para personas y bienes, será reprimido con reclusión por tiempo determinado o muerte
Art. 5º- De acuerdo a lo dispuesto por el art. 137 del Código de Justicia Militar, el personal militar de las fuerzas de seguridad y de las fuerzas policiales hará uso de las armas en caso de que la persona incurra en alguno de los delitos previstos en los arts. 2º y 4º precedentes, sea sorprendido in fragante y no se entregue a la primera intimación o haga armas contra la autoridad.
Art. 6º (…) Los encubr…