Ir al contenido principal

El COVID-19 nos define históricamente.

¿Qué dirán los historiadores del futuro sobre la actualidad? ¿Cómo describirán estos meses en los que decenas de miles de personas perdieron la vida a causa del Covid-19 y en los que buena parte del mundo debió aislarse en sus viviendas para resguardar su salud? ¿Y qué dirán sobre  los que no tienen vivienda? ¿Qué recordaremos de estos días en 20 años? ¿Y en 50?

Para quien no lo haya notado aún, está pandemia de escala planetaria quedará reflejada en los libros de historia. Somos protagonistas silenciosos de un  capítulo de  manual que a los jóvenes estudiantes del futuro les parecerá muy extraño. Somos las letras, los espacios en blanco y los puntos de un tiempo particular e inédito.Sí, inédito. ¿Acaso no han habido en el pasado pestes o calamidades asolando al mundo? Claro que sí, sin embargo lo que ha cambiado aquí es la humanidad, su modo de organizarse y de vivir. Y eso es lo que cambia la morfología del virus, porque aunque no se habla mucho de esto, aunque se procura esquivar como quien prefiere mirar para otro lado, la infección también es definitivamente social. Historiadores y arqueólogos del futuro podrán elucidar muchas de las virtudes y tensiones que atravesaban a esa sociedad tan avanzada en tantos campos y que se vio azotada, sin embargo, por un virus que no resiste el jabón de manos.

Es por ello que la pandemia del Covid-19 necesita ser estudiada y entendida no solo atendiendo a las particularidades del virus, sino mirando sobre todo al escenario mundial en el que se presenta. En otras palabras, el Covid-19 habría sido totalmente distinto si hubiera aparecido cien o mil años atrás porque las sociedades de entonces eran diferentes. Aunque la comparación con efectos como los de la llamada "gripe española" o el paralelismo con una guerra mundial pueden servir como elementos de relación y contraste, el impacto de este virus es peculiar y distintivo.  El Covid-19 en el siglo XV habría sido probablemente más mortífero que en el siglo XXI, pero, al mismo tiempo, habría tardado mucho más en expandirse, concentrándose en su geografía de origen y los alrededores. Y esto se explica, no solo por las diferentes condiciones sanitarias o por los avances en la medicina, sino, concretamente, por las dinámicas y características de distintas sociedades en distintos momentos. Ello implica considerar dimensiones como la alimentación, las relaciones mercantiles, la cultura y los modos de acceder al conocimiento, la geopolítica, la competencia entre laboratorios para lucrar con una cura, las comunicaciones, la guerra comercial (silenciosa, oportunista, desestabilizadora)  las vías marítimas, terrestres (y aéreas) entre distintos núcleos poblacionales, etc. Sí, claro, el Covid-19 es muy contagioso, pero para efectivizar el contagio las poblaciones deben estar en contacto. El desplazamiento humano, por negocios multinacionales o turismo (dos inventos de nuestra era) funcionó como base y vector para que el virus se propague a las tapas de todos los diarios del mundo.
Es por todo esto que el Covid-19 es, también, un virus histórico, un virus que nos define como sociedad. Nos define en nuestras relaciones mercantiles y comerciales, nos describe en los aplausos a las 21 Hs, en la xenofobia imperante que salta sin escalas de los dichos sobre un supuesto chino raro que se comió un murciélago al asesinato de George Floyd. Nos expone en la debilidad psicológica para asumir la cuarentena y el encierro. Nos desnuda en las micro resistencias cotidianas al aislamiento y en las protestas para que termine la infectadura. Nos revela en la ignorancia y vulgarización de la palabra comunismo. Nos describe en las nuevas tramas por donde vuela la información, las falsas noticias (fake news), la incertidumbre de no saber qué creer ni a quién.  Y sobre todo, aquí y en todo el mundo, nos duele en esa sensación de expectativa pesada, ciega, angustiosa, de no saber cómo ni cuándo terminará. Porque sabemos que el virus un día se irá. Pero ese mundo que ocupará un capítulo de los manuales de historia del futuro, seguirá en pie.  

Comentarios

Otros contenidos de Perspectivis

¿El principio de causalidad demuestra la existencia de Dios?

El principio de causalidad establece que todo acontecimiento tiene una causa. Vos, yo, el celular en el que estás leyendo, la revista Patoruzito, las bóvedas de Cristina  y todo lo que existe en el mundo fue precedido por uno o varios sucesos que nos engendraron. A medida que retrocedemos en el árbol de la historia humana las ramas se van volviendo más gruesas, las causas se van anudando para construir momentos de coyuntura, situaciones de cambios, revoluciones y eventos fundantes.
La lógica del principio de causalidad nos va llevando cada vez más atrás en el tiempo, hasta llegar a situaciones troncales: La agricultura, la construcción de sociedades estatales, el nacimiento de Mirtha Legrand, el origen del homo sapiens, la aparición de los vertebrados, las primeras formas de vida. Todos estos sucesos y procesos fueron también engendrados por sus propias causas. Si somos coherentes y seguimos retrocediendo en la cadena de causalidad en algún momento vamos a llegar a las partículas elem…

Fuentes y Documentos de Historia Argentina. Desde la Revolución de Mayo de 1810 hasta el tratado del Pilar de 1820

Discurso de Juan José Castelli en el cabildo abierto del 22 de Mayo de 1810

Desde que el señor Infante Don Antonio (un tío de Fernando VII a quien éste confió la presidencia de la Junta Suprema de Gobierno) salió de Madrid (obligado por los franceses), ha caducado el gobierno soberano de España. Ahora con mayor razón debe considerarse que ha expirado, con la disolución de la Junta Central, porque además de haber sido acusada de infidencia por el pueblo de Sevilla, no tenía facultades para establecer el Supremo Gobierno de Regencia, ya porque los poderes de sus vocales eran personalísimos para el gobierno y no podían delegarse, y ya por la falta de concurrencia de los diputados de América en la elección y establecimiento de aquel gobierno, que es por lo tanto ilegítimo. Los derechos de la so…

La democracia según Aristóteles

SOBRE LAS CARACTERÍSTICAS DEL RÉGIMEN DEMOCRÁTICO    “El fundamento del régimen democrático es la libertad (en efecto, suele decirse que sólo en este régimen se participa de la libertad, pues éste es, según afirman, el fin a que tiende toda democracia). Una característica de la libertad es el ser gobernado y gobernar por turno y , en efecto, la justicia democrática consiste en tener todos lo mismo numéricamente y no según los merecimientos, y siendo esto lo justo, forzosamente tiene que ser soberana la muchedumbre, y lo que apruebe la mayoría, eso tiene que ser el fin y lo justo. Afirman que todos los ciudadanos deben tener lo mismo, de modo que en las democracias resulta que los pobres tienen más poder que los ricos, puesto que son más numerosos y lo que prevalece es la opinión de la mayoría. Esta es, pues, una característica de la libertad, que todos los partidarios de la democracia consideran como un rasgo esencial de este régimen. Otra es vivir como se quiere; pues dicen que esto …

Facultades extraordinarias para Rosas

Facultades extraordinarias para el gobernador. DOS LEYES DEL 6 DE DICIEMBRE DE 1829      Art. 1 . Se procederá con arreglo a la ley al nombramiento de Gobernador y Capitán General de la provincia.      Art. 2. Serán deberes muy especiales del que resulte nombrado, arreglar conforme a las exigencias de las actuales circunstancias la administración interior de la provincia en todos sus ramos, conservando íntegra su libertad e independencia; proveer del modo más eficaz a sus necesidades; prevenir los ataques que intenten contra ella los anarquistas y afianzar el orden y la tranquilidad pública.      Art. 3. Para los objetos expresados en el artículo anterior se le reviste de las facultades extraordinarias que juzgue necesarias hasta la reunión de la próxima Legislatura, a la que dará cuenta del uso que haya hecho de esta especial autorización…      Art. 1. Queda nombrado el Señor Comandante de Campaña, coronel Don Juan Manuel de Rosas, Gobernador y Capitán General de la provincia, confor…

Cuatro testimonios de la Revolución de Mayo. 1810

Legítimamente ocupado “Yo vivía tranquilo en mi casa con mi dilatada familia disfrutando una mediana fortuna, y ejerciendo el oficio de notario mayor de este obispado desde el año 1789. Me hallaba trabajando en asuntos de mi profesión cuando en el mes de Mayo de 1810 recibí esquela de convite a un cabildo abierto que con anuencia del virrey se había acordado para la mañana del día 22. No concurrí por hallarme legítimamente ocupado.” (Autobiografía de Gervasio Posadas, vecino de Buenos Aires en 1810)

Desorden y violencia “Todo ha sido un desorden entre ellos y todo lo han hecho por la fuerza y con amenazas públicas ante el mismo cabildo. El día 26 todo está en silencio; ellos mismos son los que andan arriba y abajo en las calles con los sables arrastrando, metiendo ruido y nadie se mete con ellos (…) Le han querido echar la culpa al pueblo y el pueblo no se ha metido en nada, antes más bien los honrados vecinos procuraban no meterse en nada y daban sus votos a favor del señor virrey, pero…

Ley fundamental del Congreso Constituyente de 1824

LEY FUNDAMENTAL DE 1825      El Congreso General Constituyente de las Provincias Unidas del Río de la Plata ha acordado y decreta lo siguiente:      1º Las provincias… reunidas en congreso reproducen por medio de sus diputados… el pacto con que se ligaron desde el momento en que sacudiendo el yugo de la antigua dominación española se constituyeron en nación independiente y protestan de nuevo emplear todas sus fuerzas… para afianzar su independencia nacional…      2º El congreso… es y se declara constituyente.      3º Por ahora y hasta la promulgación de la constitución que ha de reorganizar el Estado, las provincias se regirán interinamente por sus propias instituciones.      4º Cuanto concierne a los objetos de la independencia, integridad, seguridad, defensa y prosperidad nacional es del resorte privativo del congreso general…      6º La constitución que sancionare el congreso será ofrecida oportunamente a la consideración de las provincias, y no será promulgada ni establecida en e…